La OMS advierte que el virus H1N1 aún puede ser más virulento