Un joven surcoreano, nuevo récord mundial de cubo de Rubik