El Mundial se juega en Mediaset: empieza la cuenta atrás