Mui, 22 años 'sobreviviendo' a una enfermedad que le deja la piel en carne viva