Muchas familias españolas dedican el puente a decorar sus casas