El Movimiento de Países No Alineados apuesta por un mundo multilateral