Mortadelo y Filemón se cuelan en las elecciones