Montero arremete contra una bancada del PP que no se inmuta