Miquel Iceta, el imitador de Mariano Rajoy