Microsoft se mofa del sistema operativo de Google para ordenadores