Madrid impone el 50 por ciento de servicios mínimos en hora punta