Pedro Sánchez y Alberto Garzón reclaman mayor protección para la cultura