El Mobile World Congress, afectado por la inestabilidad política de Cataluña