Acacias, un día después de El Gordo