Liberado por la Policía tras 11 días secuestrado y drogado