El Mediterráneo se llena de turistas con el puente