El secretario de Caja Madrid contradice la versión de los consejeros