Coca-Cola y McDonald's no quieren a Blatter al frente de la FIFA