Japón quiere reducir en un 25 por ciento la emisión de CO2 para el año 2020