Exhiben cadáveres de animales para luchar por sus derechos