Grecia, arrasada por los incendios que ya han causado más de 70 muertos