El Gobierno no se plantea aún aplicar el 155 pero pide al Govern que rebaje la tensión