El Gobierno es optimista ante el fin del deterioro económico