El Gobierno mantiene hermetismo al cumplirse un mes del secuestro de los cooperantes