El desencuentro vuelve a Gibraltar