Las claves de la defensa del supuesto pederasta