El G-20 solicita a los países que "se abstengan" de las devaluaciones competitivas