Fin a un despliegue policial en Cataluña que ha dado mucho de qué hablar