El Euríbor continúa dando alegrías a los consumidores