Con 89 años huye de su geriátrico para acudir a la celebración conmemorativa del día D