¿Podrías con este desayuno inglés gigante?