'El saco de Duffy', el invento de una joven de 16 años que mejora la noche de los sintechos