La DGT estudia la posibilidad de que un novel no pueda conducir un coche de alta potencia