El 10 por ciento de los conductores consume estupefacientes