Crece el desempleo en EEUU, aunque a menor ritmo