El Congreso exige al Gobierno suprimir un 25 por ciento de altos cargos