China censura a Winnie the Pooth porque su presidente está harto de que le comparen con él