Carmona bromea que la demoscopia "se parece cada día más a la astrología"