El 78 % de las víctimas mortales de tráfico ocurre en las vías secundarias