El equipo de Jesús Calleja graba por primera vez el segundo pozo más profundo del mundo en Cantabria