El robo más escatológico del año, la gigante 'caca hinchable' de Torrelodones