El COI revisa las instalaciones olímpicas