Una denuncia de los sindicatos amenaza estropearle la boda a la Duquesa de Alba