Así fue el discurso que Bob Dylan envió por el Nobel de Literatura