El Santiago Bernabéu tendrá una cubierta retráctil y aportará un espacio ajardinado