Benidorm, ¿más cerca de ser patrimonio de la humanidad?