El 'Atlantis', por fin en tierra firme