La Asamblea Constituyente de Venezuela toma posesión en medio del rechazo internacional