Gestos fríos, palabras cargadas