El terrorista de Berlín viajó armado por cinco paises antes de ser abatido